25 de junio de 2015

Where is my mind?



Llevo un tiempo largo queriendo escribir esta entrada, pero enfrentarse a un folio en blanco, teniendo claro el propósito pero no la manera, es complicado. Hasta anoche que escuchando mis propios pensamientos ignífugos y alguna que otra canción para ayudarme a combatirlos, he llegado al título que lleva esta entrada. ¿Dónde está mi mente? Siempre he sido una mente pez, a parte por mi pasión de vivir bajo el mar, siempre olvidando algo, no recordando las cosas pasado un tiempo, pero también tengo mente fotográfica. Recuerdo lugares, calles, bancos, en los que en mi vida ha ocurrido, desde mi primer beso hasta la despedida que más dolor que ha causado. Tengo recuerdos de mi ciudad de papel, llena de personas de papel egoístas y pretenciosos, pero en el fondo, tanto como las personas de papel, como mi familia, como yo misma, hemos sabido que yo no pertenecía a este lugar. Por eso me vuelvo a preguntar… ¿Dónde está mi mente? Respondiendo sincera, está en Inglaterra. Siempre he sentido que yo no encajaba en Santander, no encajaba mi manera de ser, de vestir, de pensar… No me veía cómoda yendo por la calle, ni estando con mi familia o con mis amigos. Siempre he levantado una barrera ante este sentimiento, porque es la ciudad donde he nacido, porque es la familia que me ha criado, porque son los amigos con los que he crecido. Pero esa idea siempre ha estado en mí, y muchos me lo han dicho. Nunca he sido de creer lo que el resto dicen, pero cuando tienes algo dentro de ti que sabes que lo tienes pero no logras sacarlo a la luz es una carga muy pesada. Y yo he estado cargando con ella muchos años. Hasta que me hundí en el mar, donde me dijo suavemente donde esta mi mente, donde iba a encontrar la felicidad y donde ser, por fin, Lucía. Ahora parto a tierras inexploradas, pero exploradas a mi modo. ¿Qué si tengo miedo? Por supuesto que lo tengo. Ahora a una semana, las preocupaciones sobre si saldrá bien son mi pan de cada día. Recuerdo cuando él se quería ir, el miedo que tenía, y no lo comprendía. Porque si, yo estuve un año fuera y también lo pasé mal, pero no era TAN fuera, pasar de una hora y media en bus a una hora en avión es bastante más complicado. Sé que me caeré, que la primera semana será atroz, pero también sé que ahora estoy luchando por mi sueño. Ya lo intenté el año pasado, y el palo que me llevé al no conseguirlo añadió una cicatriz más a la colección. Pero esta vez es Real, en una semana dejaré atrás todo, estaré en MI ciudad, con ingleses sexys y rodeada de cultura ¡y al hogar de Shakespeare! Si alguien viene a Londres seguramente me encuentre allí o en el Starbucks. Porque yo he aguantado muchas cosas malas en mi vida, demasiados años encerrada, no estando sola pero si creyendo que sí, no siendo Lucía con todas las letras. Ahora, por fin, siento que vuelvo a ser yo, a que las ganas y la alegría me han sido devueltas. Siempre he creído en el karma, en algo hay que creer, en el equilibrio de las cosas. Quizás por eso sigo creyendo que esto no saldrá bien. Pero mi casualidad favorita me dijo que esto era la recompensa por tantos años mal (concretamente seis), y quizás tenga razón, pero eso no lo descubriré hasta que esté allí.
No soy persona de despedidas pero estoy segura de que echaré de menos los desayunos en regma y los paseos por la bahía, los domingos de barbacoa, mi queridísimo océano (ojalá pudiera llevarte en una botella y olerte, ahora que puedo, todas las noches), las noches en el indian, los días de familiares a cinco euros, pasear por mi Narnia particular, llegar a casa y que Maggie me reciba como loca (incluso cuando me voy solo cinco minutos),  las juntas vecinales, los viajes a Bilbao, a Potorro, a mi Anna, a los tatuajes gratis, a Loooola Lo lo Loooola, a mi pared, a Río de la Pila, a los helados de Regma, a las rabas ¡dios, como voy a extrañar las rabas!, a ver la tele sentada con mi padre y mi madre en ese sofá siempre dispuesto a hacerme dormir, a Félix, a los atardeceres de verano con su infinidad de colores, a mi aguilo, a Adri y Romualdo, a Lito, siempre dispuesto a darme de comer, a Lita, siempre dispuesta a….bueno, lo que siempre está dispuesta una abuela, a ver al Rey, la semana grande, el tiempo bipolar, la suave arena de las playas y la fuerza y grandeza de sus olas.
Siento que ahora empieza algo nuevo, es un reinicio, no dejaré de lado lo que soy y lo que mi ciudad de papel me ha hecho ser, pero… por primera vez en años… Tengo la oportunidad. Y tened claro que no voy a desperdiciar la oportunidad.

Hasta siempre Santander,

Nunca tuya Lucia.

Sé Fuerte (parte 23)


                “No hay que preocuparse por el mañana
               cuando hemos sido bendecidos con el hoy.”






Meta: Da las gracias hoy por todo lo que tienes.

Esto no es el discurso de cuando me den el Oscar, ni es una entrada agradeciendo uno por uno a las personas o a lo que tengo. Doy las gracias por lo que tengo, por lo que he tenido, y por lo tendré, aunque tenga miedo de tener cosas nuevas voy a tratar de crearlas y conservarlas, o al menos disfrutarlas el tiempo que esté con ellas. Estoy agradecida de las cosas que he tenido, porque me han hecho la persona que soy ahora. Siempre pienso como habría sido mi vida si hubiera tenido o recibido otras cosas, donde estaría ahora mismo esta Lucía, quizás no tendría tatuajes, ni los ojos marrones con ojeras, ni distintas capas de piel por su cuerpo. Pero tampoco creo que sea malo lo que tengo, los “y si” han desaparecido por completo de mi mente. Porque no podemos desear algo, sino que tenemos que luchar por ello y hacerlo real. No puedes quedarte sentado sobre el suelo de tu habitación esperando que las cosas salgan como tú quieres, no, tienes que levantarte y hacerlas tu. Quizás si encuentres apoyo, y agárrate a sus manos para que el viaje sea más rápido y sencillo, pero recuerda que el cambio se inicia con el cambio. Yo siempre he pensado que no merecía lo que tengo, y he intentado enumerar las cosas que tengo y dar las gracias personalmente a cada una, y poco a poco ese sentimiento de no merecer nada se ha ido borrando. Piensa en las cosas que tienes, ahora mismo, mira a tus lados y da las gracias. Siempre me han educado para que no me comparara con las vidas de los demás, porque esa persona es esa persona, y yo soy yo, pero para darte cuenta de lo que tienes ahora mismo piensa en lo que otras no tienen, sé egoísta. Sonríe y cree en lo que tienes, disfrútalo hasta que se acabe, al final del día te irás a dormir con una sonrisa de oreja a oreja.

Love always, L.-

18 de junio de 2015

Sé Fuerte (parte 22)



El oro no es puro y las personas no son perfectas. –Proverbio chino.




Meta: considera tus debilidades y piensa cómo puedes mejorar de una manera sana.



Cuesta mucho desprenderse de lo que uno cree o tiene creído que es capaz o incapaz de hacer, escribir tus debilidades en una tabla de contras junto a tus puntos fuertes en los pros, pero si te armas de valor y escribes sin juzgar sacas algo positivo de todo ello, es como leer tu propia vida, tus acciones pasadas y presentes, y como de alguna manera has sido rematadamente estúpida, al menos en mi caso. Confieso que mis debilidades me han llevado al extremo, como el no establecer relaciones nuevas por miedo a perderlas por mi forma de ser, incluso a veces tengo días que lo pienso. Pero para esto nos dieron la “modificación de pensamientos”, que va sumada con la anterior entrada en la que decía de borrar las palabras “siempre” o “nunca”.  En serio, en cuanto las pienses, cambia, borra con una goma apretando lo más fuerte que puedas y piensa otra manera de modificar esa idea. Considero que mis debilidades han sido mi perdición, por eso ahora estoy tratando de convertirlas en algo que haga mi día a día más sano, porque si estás sano por dentro también lo estarás por fuera. Piensa que puedo cambiar, ¿Qué me va a costar? Mucho, lo sé. Pero el primer paso es aceptar ¿no? Con cambiar no quiero decir la propia palabra en sí, solo que cuando mis debilidades hagan aparición voy a transformarlas para que sea algo bueno y que me reconforte para afrontar el día a día. Si crees que no tienes debilidades, ¡felicidades, eres un cibor! En serio, todos tenemos debilidades, unos lo saben y otros creen que no las tienen, solo ponte ante una hoja en blanco y escribe, date cuenta, y piensa si eso que haces o piensas es bueno para tu salud mental y física. Porque todos somos guerreros, pero tenemos huecos en nuestras armaduras y ahí es donde pueden llegar a herirnos.

Love always, L.-

9 de junio de 2015

Love is a polaroid




Y como escribir a algo sin llegar a poner el corazón, a cómo expresar lo mucho que te puede cambiar la vida en un ínfimo instante. De pasar de cero a cien con tal solo recordar los ahoras compartidos y los ahoras que están por venir contigo. Intentaré no darle nombre, pues sería dar de comer a los buitres de papel. Pero, déjame recordarte, que eres mi casualidad favorita. Y es que me dejaría dibujar la espalda, ya sabes que pasa en ese sitio, mientras yo te escribo del mismo ahora que estoy haciendo ahora mientras tú estás con los ojos cerrados y dispongo del placer de observarte y escribirte lo que esto supone. Tú has hecho que la Lucía de hace años, antes de volver a estar sola, antes del primer corte, antes de todo, vuelva a ser ella misma. Porque nunca creí que volvería a darme esta montaña rusa en el estómago y es así. Porque muy pocos consiguen entras entre las espinas de este pez, pero tu te has colado como el viento que representas y espero te asientes, tomes una taza de té, y te sientes a observarme mientras vamos escalando la montaña hacia nuestros sueños. Recuerda que para lo bueno, lo malo, y lo peor, es un dos, no un uno más uno, jamás será algo aparte, jamás habrá mentiras, jamás habrá algo fingido, solo tú, yo, y quizás Imagine Dragons en oídos compartidos mientras paseamos por Londres, bufandas al cuello. Voy contando los días para vivir esta navidad contigo de esa manera, mi corazón de acelera más de lo que ya se acelera por recordarlo. Eres mi casualidad, la persona que me ha hecho empezar a creer en la positividad y hacerme más fuerte de lo que ambas sabemos que somos. Apareciste sin nada, confundiendo mis sentidos, y cayendo al final del todo sobre tus brazos, dejando que esconda la cara en el cuello de tu hombro mientras nuestras manos se entrelazan, si me lo permites, muramos estrechando nuestras manos.


El amor es una polaroid, mejor en imágenes.
No soy de etiquetas ni comparaciones ni busco explicación exacta de que es el amor, pero solo sé que en él… Sale Harry Potter.


Sincerely: Brittish Enjolras.

To: Stupid Grantaire.

Sé Fuerte (parte 21)


“Para siempre” está compuesto de “ahoras”.  –Emily Dickinson.

Meta: Vive el momento en el que estás y atesóralo en tu memoria.



Es complicado cumplir esta meta porque 1) Tengo una mente pez que me cuesta asesoras momentos en mi memoria y 2) Siempre he… alejado, por así llamarlo, a las personas que decían de vivir el momento y aprovecharlo. Pero aquí estoy, como me aconsejaron, dando la vuelta a la tortilla y no pensando en personas que me hicieron  tener ese resentimiento. Y en parte es verdad, si no vives el momento en el que estás ahora, te vas a atascar mirando al pasado o creyendo un futuro que jamás llegará, a no ser que luches por ello como estoy yo haciendo. En terapia se nos impuso la norma de “en cuanto aparezca las palabras “siempre” y/o “nunca”, elimínalo de tu cabeza”. Y es verdad, todo concuerda, si piensas en posibles o ojalás quizá te salga bien el tiro, pero siempre se te mantienes firme en lo que quieres y crees y sigues fuerte. Es complicado para mí atesorar ahoras, pues la mayoría de ellos se basan en dolor y más dolor, pero a veces escribo en un pequeño y diario y releo esos ahoras y me saan una sonrisa, quizás los olvide porque yo me olvido muy rápido de las cosas más simple, pero creo que tengo muchos ahora buenos, y estoy segura de que se avecinan ahoras mil veces mejores.  Si crees lo contrario, que es mejor un para siempre, perfecto, pásalo bien, ciudadano de papel.


Love always, L.-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...