24 de abril de 2015

Sé Fuerte (decimoctava parte)

“Nada es una pérdida de tiempo si sabes aprovechar la experiencia.” –Rondín.
Meta: Agradece tu viaje porque es solo tuyo.



La vida es lo que te pasa por delante, imagina que estás sentado en el asiento de un coche. Tu controlas las marchas, la velocidad que quieres aumentar o reducir, si vas a avisar de cambios de dirección, si quieres frenar cuando algo ocurre, si quieres ir con alguien sentado en el otro asiento, y eres el único que observa la enorme carretera que es la vida. Mi vida siempre ha sido un dejar ir, no pensar y no expresar mis pensamientos frente a mi viaje, ahora poco a poco voy descubriendo qué clase de conductor soy, que acciones creo y quiero hacer. Porque es mi carretera, es mi vida, es mi viaje hasta mis sueños y mis metas, y eso una vez que sabes qué quieres ver al final todo es fácil. Por supuesto no va a ser un viaje fácil, tendrás baches, piedras, tropezarás, te caerás, y joder como dolerá la caída, pero tienes la fuerza y la seguridad para levantarte, o buscar a alguien que te ayude a levantarte. Tu coche no estará roto por la caída, solo estará dañado, pero eso se arregla rápido y sencillo. No sabrás que te encontrarás en el camino, porque este viaje es una sorpresa. Puede que quieras volver atrás, tomate un descanso y piensa si es lo correcto, busca lo negativo y lo positivo de ir hacia atrás, y si gana lo negativo, pisa el acelerador y marcha a todo gas hacia el frente. Habrá veces que el sol iluminará tu cara y otras que la lluvia te mojará hasta los huesos, pero para una amante de la lluvia como yo, prefiero ir con lluvia, porque cuesta más ver, pero el sonido y la sensación son espectaculares.
Yo me he pasado toda mi vida buscando mi viaje, justificando por qué era así, a veces tan duro y otras tan rápido, hasta que he llegado al punto que estoy ahora, que es disfrutarlo. Recuerda la meta: disfruta, es tuyo, no te preocupes. Vive.


Love always, L.-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...