27 de febrero de 2015

Sé fuerte (catorceava parte)



“Al final, solo tres cosas importan: cuánto has amado, con qué respeto has vivido y con qué integridad has renunciado a las cosas que no eran para ti.” –Buda.




Meta: Piensa en algo en que realmente querías y no conseguiste, lo cual resultó al final ser una bendición.

Muchas veces hacemos cosas que no queremos y que conseguimos, a veces hacemos cosas que queremos y no conseguimos, y a veces hacemos cosas que realmente queremos y que conseguimos, estas últimas son las más difíciles de hacer. “Y hoy me he levantado pensando en tus abrazos”, porque ya han pasado dos años, pero no puedo evitar quitarme ese recuerdo, esa vez en la que hice algo que no quería, que no conseguí, pero al final resultó ser una bendición. Porque siempre lo digo, en cuanto estoy en una relación que me hace daño es obvio que algo no funciona. Oh, sí, aquello que no conseguí ha sido una verdadera bendición, un peso de encima, porque estaba en una espiral de dolor y de odio a mi misma que encima no era por mi culpa, bueno si porque yo al final y al cabo era la que tomaba mi juguete y todas esas mierdas, pero en realidad estaba cohibida por algo que no me hacía ser realmente yo. Ahora, dos años de médicos después, puedo observar como eso que no conseguí me salió bien, porque ahora me conozco, sé como actúo, sé lo que pienso. Y esto se cierne a muchas otras cosas, amistades perdidas que ahora veo y digo “que paz”, porque realmente vivo en paz. “Está permitido equivocarnos”, está permitido no luchar y estar mal, pero si haces cosas con el corazón y sabiendo que es lo que te gusta, te saldrá, ten por seguro que si es algo que te gusta y te sale mal, tarde o temprano te darás cuenta del alivio que supone no haber conseguido eso.


Love always, L.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...