28 de octubre de 2014

Sé fuerte (décima parte)





“Aprecia cada sentimiento y podrás vivir honestamente”





Meta: Piensa en algo o en alguien que te destrozó el corazón y piensa después en cómo ese dolor te hizo cambiar y superarte.

   Muchas veces, más de las que quiero o voy a aceptar, he pensado en todas las personas que he ido conociendo y luego perdiendo en mi vida. Al final una llega a la tesitura de que eres tú mismo el problema. Algo que dices, que haces, incluso sin darte cuenta algunas veces, algo, ese algo que te aleja de esa persona, de ese algo. Y sé que esa no es una manera sana de vivir, porque ¿para qué me voy a tirar sufriendo si se me ha regalado esta vida para vivirla? Cierto es que muchas noches, o algunas minutos depende como quiera funcionar mi cabeza, este pensamiento se hace TAN fuerte que me niego a hablar a alguien o hacer algo, mi madre siempre lo dice “eres una borde”, pero en otras ocasiones me he dado cuenta que esto es al principio, y quienes me han conservado a su lado durante los años saben que no sólo tienen a alguien que les quiere a su lado, sino que tambien hace reír, cuando más triste está uno, más usamos la risa. Para mi hacer feliz o sonreír a otros, aunque al final los acabe perdiendo, es realmente una verdadera realización. Ya que no puede solucionar mis propios problemas, ayudemos a otros con los suyos. En parte es esquivar lo mío, pero tambien es ayudar ¿no? Y eso es bueno, o eso dicen, hay que ser buenas personas y ayudar a los demás. Con todo lo que me ha ido pasando, he de confesar que estoy tratando de no pensar en perder gente, porque otra de las metas es “rodearte de gente que te ama”, y de eso tengo. Si te hacen daño, has de eliminarlos de tu vida, esto lo tengo claro desde que comencé… Todo. Entrando al asunto, pienso sobretodo en aquellas personas que me destrozaron el corazón, pienso que ellas tenían sus motivos, y que estos me hicieron estar donde estoy ahora. ¿Qué habría pasado si…? Ay, el quizás, cuan dañino es. No me arrepiento de aquel dolor, porque me hizo cambiar y superarme, como la superación es algo lento, da igual el caso, uno no nace curado ni aprende de la noche a la mañana, creo que la superación de uno mismo es la clave, marcarte tus objetivos y luchar por ellos. La vida es una montaña rusa, que sube y que baja, pero cuando baja siempre podemos agarrarnos al manillar con fuerza para, cuando suba, lo hagas bien.

                             Love always, L-. 



Pd: Ya tengo el libro en papel, felicidad absoluta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...