3 de febrero de 2014

Sé Fuerte

Me he propuesto un reto. No soy una persona que lleva diarios a diario (jeje), que hace algo constante, y mucho menos lleva un horario o itinerario. Soy un desastre con patas, eso seguro, soy olvidadiza, siempre tengo que apuntar las cosas por eso mi cuarto parece el escaparate de una tienda de post-its, y me descentro enseguida. Os voy poniendo en agua caliente por si este proyecto no sale o, me repito, se me olvida Así pues, he decidido utilizar las sabias palabras que mi querida Demi describe en su libro “Sé Fuerte, 365 días al año”. Para quienes no sepan, es un libro que Demi Lovato sacó hace poco y que yo tengo el placer de leer, de momento en formato digital pero espero tenerlo en mi estantería en pocas semanas. En él habla de sus experiencias y sus acciones cuando estaba en rehabilitación, enfrentándose a casos como “self-injury”, o autoinfligirse daño, la anorexia o el trastorno bipolar, y nos acerca a una etapa de su vida que casi termina con su carrera. Así pues, en este libro, cada página destaca un día del año, acompañado de lo que Demi piensa sobre todos los temas mencionados más arriba, y nos propone una meta. Esta es mi idea, seguir esas metas. Puede que no escriba sobre todas las metas, pero algunas tener seguro que escribiré aquí. ¿Para qué? Preguntaréis, pues porque creo que es una forma estupenda de compartir la lucha de Demi y a mía propia con el mundo, y espero que los que lean estas líneas o se sientan como yo también escriban sus propias metas. Empecemos…


Meta: En este nuevo año, piensa en un mantra que sea solo tuyo. Mírate al espejo y repítetelo cada día.


Mejor no rendirse a ello. Se necesita diez veces más tiempo en volver a ponerse en pie que en desmoronarse.



Sé que la frase no es estrictamente mío, pero sí que lo he convertido en mi forma de pensar. Además, no hace falta que me lo repita cada día, lo llevo tatuado en la piel. Con forma de ancla, como si llevara todo el peso del significado, y aún así no me hundo, no tiro el ancla. ¿Qué significado puede dársele a mi mantra? Pues depende de la persona, supongo. En mi caso significa seguir adelante, pase lo que pase. Que los pasos que he dado me han hecho fuerte y que los que dé me harán serlo más. Pero también me recuerda que no estoy hecha de piedra, puedo ser pez habitando en el océano pero a ratos tengo corazón de humana, y una mente que piensa demasiado. Por eso sé que puedo desmoronarme a ratos, y más en una mente frágil como la mía y todo eso del trastorno bipolar y bla bla bla. Pero de esas noches de insomnio que pase llorando, sé que estaré reconstruyendo mi recuperación.


Love always, L-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...