22 de octubre de 2013

Something it´s different


¿Ves esa foto? Fue tomada hace un año. Recuerdo que fue un domingo de esos calorosos de Agosto, quizá en Julio, era en la época en la que me sentía como el viento. Vivía por y para una persona. Aparte, siendo realistas, tenía un culo gigantesco. Recuerdo que ese día dije “vamos a hacer fotos cuquis”, para que luego la gente las viera y, sí, les diera envidia. 




¿Y esta otra? Fue tomada hace una semana. En uno de esos días grises, pero que el Sol se cuela por la ventana de tú nueva habitación y te da una luz que POR OBLIGACIÓN tienes que fotografiar. Oh, bueno, aquí tengo ya la poesía en mi brazo, en ambos. Recuerdo que dije “que luz tan bonita, vamos a presumir de tatuaje”. Esta vez no pensé en qué pensaría la gente al ver esta y el resto de fotos de “Lady RED”. Sólo pensé, tengo que hacer fotos, tengo que hacerme fotos.

Algo es diferente, eso está claro. Los años pasan, las personas cambian. Pero hay quienes siguen sin cambiar, y otras nos damos cuenta, echando un vistazo al pasado, de cómo hemos cambiado.

Estoy orgullosa de mí, creo que eso puedo decirlo en voz alta. No sólo en que he cambiado a la hora de hacer fotos, por dios ¿qué efecto era el que metía antes, cómo podía hacer eso?, sino también a la forma de ver las cosas.

Lo que nos pasa, lo que vemos, lo que nos ocurre, lo que no nos ocurre, día a día, nos cambia. Aunque no nos demos cuenta. Yo hasta hace unos pocos meses lo veía “todo negro”, bueno, rojo mejor dicho. No quiero decir que ahora todo sea de color de rosa. Primero porque odio ese color, y segundo porque somos humanos, tenemos corazón sí, pero también tenemos cabeza, y esa cabeza siempre nos hace retomar el pasado cuando menos queremos. Y más todavía cuando has tenido una adicción de caballo hacia alguien o hacia algo, cuesta mucho desengancharse.

No quiero que esta sea una entrada optimista en la que me digo lo genial que soy, lo feliz que voy a ser, y (cómo leí varias veces) lo MUCHO que hay que aprovechar la vida. Sí, soy realista. Sé que mi vida podría ser mejor, que podría haber tomado otras decisiones en el pasado, que podré tomar otras en el futuro. Pero la vida es demasiada corta para mirar al pasado, para inventarnos un futuro, y para dorarnos la perla a nosotros mismos.

Pero algo sí que voy a decir. Como Shakespeare dijo “los humanos estamos hechos de la misma materia que los sueños”. Y, amigos, a mí a soñadora no me gana nadie. Creo sueños placenteros como pesadillas, dormida en mi cama o despierta andando por la calle.

Hablando de calle, hoy es un día perfecto para que el viento azote mis alas de pájaro y echar a volar mis sueños.


Love always, L.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...