24 de septiembre de 2013

Te importa más escribir que ser leído


Te importa más escribir que ser leído, así que sales a la calle con tinta en los ojos: desnudando a la gente al azar, matando señores con bigote o amando con locura a esa chico que jamás será tuyo. Una sombra fina y alargada que por un instante llegó a taparte el reflejo del sol en los ojos, nada menos, y por eso frenaste tú devenir hasta circular a escasos dos metros detrás de él, procurando mantener la sombra de su cuerpo en la línea de tus ojos. Luego él cruzó la calle y giró a la derecha hasta entrar en un chalet, y tú te aparcaste para buscar en su buzón algún dato que pudiera acercarte más a él. De hecho, metiste tus dedos largos y huesudos por entre la rendija del buzón y conseguiste sacar un par de cartas con el membrete de la Universidad dirigidas tal vez a su nombre, Mafalda, y sus dos apellidos. Después no te fue difícil rastrear en internet sus datos hasta encontrar su perfil en Facebook, bastante activo, y otro también en Instagram algo más bucólico y artístico.

Tú escribes, en realidad no sabes hacer otra cosa. Tienes su email y crees saber cómo desmontar a Mafalda con prosa afilada, o al menos conseguir que acabe sintiendo cierta curiosidad por conocerte. Te importa más escribir que ser leído, pero tu pluma es tu arma y quieres, necesitas, acercarte a esa chico. Y algo te dice que lo acabarás logrando: las musas hoy están de tu parte.


Love always,L.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...