24 de septiembre de 2013

La diferencia entre tú y yo.


Hoy es un día de esos en los que miro a la nada, poso mis manos en un té verde recién caliente pero no tomo, los latidos de mi (por así llamarlo) corazón van acompasados por mis suspiros, creando una melodía absurda y superflua, que me duele la garganta de callarme y las mejillas de forzar sonrisas, que una vez más mi unica compañía son las afilas hojas de mi instrumento de tortura, a parte de yo misma. Hoy es un día en el que el pasado vuelve a jugar otra infinita pasada. Y por eso...

"Sabemos como hacernos daño sin quererlo, porque tú y y, somos polos opuestos."

Siempre dijeron "es que sois completamente iguales", pero sólo tú y yo supimos que éramos completamente distintos. Y a día de hoy eso sigue quedando claro. Incluso cuando uno a viajado a otro país y otra a punto ha estado de irse al "otro barrio". Tú ves la vida como algo para aprovechar, disfrutar cada segundo, vivirla, y sobretodo tener una sonrisa (a la cual yo me pregunto, ¿será real o no?). Yo la veo como una oportunidad, como algo que pasa, como algo que tienes que vivir solo. Cuando te han dado tantos golpes en la vida acabas prefiriendo vivir solo que mal acompañado. Yo no vivo la vida, sólo deseo que se termine ya que no tengo tus abrazos para demostrarme que soy una loca soñadora, que no tengo que pensar así. Y así, una vez más, me rescatas y me pegas esa visión de la vida.

"¿Tú cómo estás? Bien, yo ¿Cómo estoy? bah!, Tú y yo. Uno se ríe de sí mismo, el otro llora lo que no es que sólo es un error"

Este es un punto importante. Es algo que me dí cuenta cuando el castillo que tenía construido para ti en las nubes se vino abajo, hasta lo más profundo de esta Tierra infernal y cruel. Siempre me costó contar como me sentía. Alexithymia lo llaman los expertos. ¿Yo? Lo que más odio de mí y la causa de que ya no haya un nosotros. Puede que ahora tampoco haga esto. Pero tú tampoco lo haces. ¿Solución?

"Yo no tengo más que dos o tres amigos y la vida .Tú crees que todo el mundo va curarte las heridas"

Repito, mejor sola que mal acompañada. Tú enseguida corriste en busca de otros brazos. Unos brazos más fuertes, más listos, que mejor te comprenden. O eso tiene entendido esta loca. Recuerdo cuanto querías a tú abuela, como cada vez que me hablabas de ella rompías a llorar. Y yo te abraza, y te decía que ella te estaría viendo ahora. Y sí, lo diría, está orgullosa de todo lo que has echo. Hasta mi yo piensa esto mismo.  Sé que no dejas escapar a la gente que te importa, ya te dije una vez que yo tampoco iba a hacerlo. ¡Anda, una maldita coincidencia!

"La diferencia entre tú y yo"

No me gusta llevar la cuenta de las cosas. Y las lágrimas comienzan a difuminar mi vista. Una noche más me iré a soñar mis irrealidades y abrazarme en los recuerdos.
Porque una vez te dije "Hola Destino, he venido para quedarme". Y sé que sigues usando esa frase.

Buenas noches, pupete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...