13 de febrero de 2012

diario de una psicópata_10


Mierda. Mierda, mierda, mierda, mierda, mierda. Llevo tres días sin dormir, y no por mi insomnio ocasional nono, sino por YASABEISQUIEN. ¡No me deja dormir! No me deja ni siquiera salir de caza, siempre se me adelanta. De todas maneras tampoco he vuelto a hacerlo desde Nochevieja...
-         -  Cariño, baja a cenar
Mi madre otra vez, bajaré a cenar. Natilla de chocolate y un cola-cao calentito. Tampoco tengo hambre. Viendo el telediario aparece Lunar, si, la chica que me potó encima y que fuera contacto de Da Vinci (así, al menos, ha firmado su nota y es como le llamo ahora).
-        -  Hombre hallado muerto en el fondo de una piscina del futuro presidente a la cámara de Gobi...
Oh genial, resulta que Lunar era un tío. Es obvio que ha sido obra de él, o ella, por las imágenes. Mismo tratamiento en los cortes. Mismo modus operandim...  Lo curioso es, ¿en la casa de un político?... ¿Qué estará tramando ahora? Y, es más, ¿qué pinto yo en todo esto?
Decido volver a mi cuarto, no sé qué hacer ahora mismo. ¿Actúo? ¿Investigo? Y si lo hago, ¿por dónde empiezo? Busco en Internet cualquier cosa, político, Da Vinci, transexuales... Nada, este tendrá los cabos bien atados. Mañana será viernes, sino paso por el Borgia sospecharán de mí... Buf... Está bien, iré, necesito darme una alegría al cuerpo.
Me pongo el pijama y me introduzco en las sábanas de la cama, me tapo hasta arriba (manías heredadas de mi padre) y cierro los ojos. Mañana será otro día...
Y a ti, Da Vinci, hijo de puta roba sueños, nos veremos pronto, muy pronto.



Stay for a while.


Continuará... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...