14 de mayo de 2017

Icarus is flying.




A la quinta vez que casi llegó a mí, fue cuando lo vi caer.

No era la primera me enamoraba de un algo así, si es que así podría definirse a la manera mía de sentir pues aquello era simplemente un afección desmedida por parte de esta criatura hacia cualquiera que me hiciera un mínimo de contacto. Al fin y al cabo, era el sol. Quemaba, dolía, era distante hasta niveles inalcanzables ¿no debería ser por eso digno de reconocer a los valientes que conseguían rozar un mínimo de estas capas? No era un trabajo fácil, llegar tan cerca, destapar, cruzar barreras…

Jamás quise sentir lo que sentí por él. Era todo lo contrario a lo que siempre había estado acostumbrado. No era lo correcto (con ninguno lo era). Y a ser lo correcto jamás me ganó nadie. Pero de alguna manera él lo consiguió. Se acercó tanto…
Cumplió las promesas que me susurraba cada noche como si aquella fuera la última de ambos. Cuando más necesitaba palabras de apoyo era en la noche, pues la Luna era mi competencia y en una parte muy envidiosa de mi ser esta me alejaba de Ícaro por unas horas. “Voy a ayudarte con tu problema” decía siempre, lleno de positivismo y con una luz más amplia que la de mí mismo, “no voy a dejarte solo.”

Y bien que lo hizo.

Porque ahí residía el problema. En mí. En que este problema, el ser inalcanzable, es algo que jamás nadie podría cumplir. Se lo decía cada instante. Aléjate, te voy a hacer daño, no tengo salvación. Pero supongo que de la misma manera yo fui cabezota con mis juicios personales él lo fue en creer que cumpliría lo que dijo. Fue triste verlo morir, incluso semanas, años después, seguía doliendo su ausencia. Porque como bien dije, era distinto, y este escritor siempre ha adorado lo diferente.


No supe cómo fue su caída, si le dejó marcas o siguió como cualquier otro hizo anteriormente. Si quizás algunas noches lloraba al cielo cuando era de noche para así no afrontar el día. Si seguía pensando en sus promesas. Me volví egoísta con este último héroe, nadie podría jamás llegar a tocar el Sol sin llevarse ningún daño.

Ni ellos.


Ni yo.

22 de enero de 2017

Feck a year ago.



Tú que me mirabas como nadie supo mirar 
Tú que protegías la vela si empezaba a temblar 
Tú que me leías cuentos que me hicieron volar
Y ahora tu memoria se escapa con mi vida detrás
Tú, mi estrella despistada en la noche 
Tú que aún brillas cuando escuchas mi voz 
Estoy contigo, estoy contigo
Tú que recogías las hojas que mi otoño dejó 
Tú que interpretabas mis penas con un poco de humor 
Tú que despejabas mis dudas con el viento a favor 
Y ahora va colándose el frío del inverno en tu voz
Y cuando sientas que tus manos no se acuerdan de ti 
Y que tus ojos han borrado el camino 
Estoy contigo, estoy junto a ti
Para darte mis palabras 
Si tus labios ya se han dormido 
Devolverte tus latidos 
Todo lo que hiciste por mí
Cuando creas que la vida se ha olvidado de ti 
No dejaré de susurrarte al oído 
Que estoy contigo, que estoy contigo
Cuando llegue la nostalgia a separarte de mí 
Yo gritaré para que escuche el olvido 
Que aún no te has ido, que yo sigo aquí 
Siempre junto a ti

16 de mayo de 2016

Delta, Charly, Delta.







Where in the world's the forgotten?
They're lost inside your memory
You're dragging on
Your heart's been broken
Because we all go down in history

Where in the world did the time go?
It's where your spirit seems to roam
Like losing faith to our abandon
Or an empty hallway from a broken home

Well don't look away
From the arms of a bad dream
Don't look away
Sometimes you're better lost than to be seen

I don’t feel strange, it’s more like haunted
Another moment trapped in time
I can’t quite put my finger on it
But it’s like a child that was left behind
So where in the world's the forgotten?
Like soldiers from a long lost war
We share the scars from our abandon
And what we remember becomes folklore

Well don't look away
From the arms of a bad dream
Don't look away
Sometimes you're better lost than to be seen

Don't look away
From the arms of a moment
Don't look away
From the arms of tomorrow
Don't look away
From the arms of a moment
Don't look away
From the arms of love

Well don't look away
From the arms of a bad dream
Don't look away
Sometimes you're better lost than to be seen

Don't look away
From the arms of a moment
Don't look away
From the arms of tomorrow
Don't look away
From the arms of a moment
Don't look away
From the arms of love

9 de abril de 2016


He decidido escribirte
Después de tanto llorar
Mis lágrimas hoy son estos versos que
Tu ausencia nunca podrá borrar
Me voy como vine a tu vida
Sin hacer ruido me despido, me voy
Pero me cuesta tanto olvidarte
Me cuesta tanto decirte adiós
Hoy he vuelto a entender que
Jamás volverán
Aquellos paseos de vuelta al hotel
En los que tú me empujabas para no perder
Ni un solo instante en hacer el amor
Dejaré de verte crecer
Me marcho a vivir
Donde habita el olvido
E intentaré buscar
Otro camino, otro amor
Cada vez que intento perder
El miedo a caer
Me tropiezo en mí mismo
Y dejo escapar
A quien me ha querido
Y me quedo sin luz
El suelo de mi vida se viste
Se abriga con hojas de un adiós
Mi destino es amar y despedirme
Pedir permiso para vivir
Te dejaste olvidados en cada rincón
De mi alma, trocitos de tu corazón
Te dejaste olvidado en mi alma tu olor
Dormía abrazado a una flor
Dejaré de verte crecer
Me marcho a vivir
Donde habita el olvido
E intentaré buscar
Otro camino, otro amor




Y no sé si me perderé
O me encontraré
Me siento tan solo,
Pero a mi infierno iré
En busca de todo lo que no te di
Hoy he vuelto a entender
Que jamás volverás
A acariciarme antes de dormir
Y pegada a mi pecho
Me pidas que
Te abrace y no te deje ir
Dejaré de verte crecer
Me tengo que ir
Y encontrar mi camino
Y nunca olvidaré
Lo que me has querido, amor
Cada vez que intento perder
El miedo a caer
Me tropiezo en mí mismo
Y dejo escapar
A quien me ha querido
Y me quedo sin luz.
Adiós, mí vida, me voy
Te dejo marchar
Viviré en tus recuerdos
Jamás te olvidaré
Adiós dulcinea, me voy
Y si nos volvemos a ver
Solo abrázame
Sigo siendo aquel niño
Con miedo a madurar
Duermo pegado a tu foto, mí amor

14 de febrero de 2016

It´s just geography.


Solo es un acantilado, tus pies están colgando, el sonido del mar chocando contra las rocas se junta con una pieza musical de tus auriculares, das el primer paso, retrocedes. Al igual que la música, tus lágrimas se juntan con el mar. Ese amplio y ancho mar. Desearías que fuera lluvia, pero es Mayo, y en esos meses Ella es ausente, así como tú inexistente, pero para esto no necesitas un mes concreto. Das el segundo paso, vuelves a retroceder. Esta vez los pasos van hacia atrás, te comparas con el viento y vuelas. Decides que la música siga sonando, pero ya no tendrás más apara acompañarla. Has salido de la caja.


Cause nothing feels like home, you're a thousand miles away 
And the hardest part of living 
Is just taking breaths to stay




Solo es un reloj, tus pies cuelgan a metros de río Támesis, estás en una ciudad que nunca duerma así que no puedes ignorar el ruido de la gente, de los coches, ni siquiera se entremezcla con tus cascos, a pesar de llevarlos a todo volumen, aquí no hay pasos que dar. No puedes retroceder, no quieres. No tienes mar, y joder como lo echas de menos, “el mar era lo único que me ataba a esa ciudad” y por eso lo llevas tatuado en tus costillas, en su lugar tienes un río, que por suerte no puedes oler pero todos dicen que no es agradable. Y llueve, aunque no es Mayo, pero también en Mayo lloverá eso seguro, llueve a cantidades preocupantes, a falta de mar siempre quedará tu otra cosa favorita, Ella. La caja no existe, solo estás tú, el puente, y el reloj. Ahí donde por fin has visto los fuegos artificiales, tu corazón todavía se para al recordarlos y eso te saca una sonrisa de verdad.



Son dos entes iguales en diferentes ciudades.




Porque por mucho que cambies de ciudad, los problemas van a seguir ahí, tus preocupaciones (y las mías son para darme una hostia, que me gire la cabeza y luego colocarla en su sitio para volver a darme por pensar así) van a seguir ahí. Solo es otra ciudad, solo es geografía. Y ahora que estás en una ciudad que no duerme, no hay oscuridad, no puedes encerrarte en ella. No puedes volver a ese acantilado para tratar de saltar, aunque si buscas bien aquí también hay sitios para ello y dejadme confesar que últimamente he estado buscando. Tienes que enfrentarte o ser luz.







.teoría de noches bajo el agua de una bañera roja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...